El fondista brasileño Ederson Vilela Pereira, medalla de oro de los 10.000 metros en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, tuvo que modificar sus planes -como todos- para la temporada atlética 2020 debido a la pandemia de covid-19.

Nacido el 6 de junio de 1990 en Caçapava, Paraíba, Ederson estaba entrenando para debutar como maratonista el domingo 19 de abril, también en busca de la marca de clasificación para los Juegos Olímpicos, fijada en 2:11:30.

“El objetivo era intentar el índice olímpico. Ahora la situación está muy indecisa. Vamos a rechacer la programación cuando las cosas estén más claras”, dice Ederson, quien también fue campeón de 10.000 y subcampeón de 5.000 en el Trofeo Brasil del 2019 en Bragança Paulista.

Ederson ahora está entrenando en su ciudad natal, con trabajos físicos en su casa y corridas en caminos rurales, a los cuales tiene acceso. “Claudio Castilho, mi entrenador, redujo los volúmenes de entrenamientos, estoy haciendo lo que se puede y tomando todos los cuidados. Por suerte, tengo la posibilidad de correr, algo que no sucede en las grandes ciudades”, contó Ederson.

Claudio Castilho explicó que “Ederson estaba inscrito para el maratón de Viena, que se canceló como tantas otras pruebas por la pandemia. Ahora buscaremos, de ser posible, una maratón para diciembre”.

Vilela es otra de las figuras de la pista que seguramente se la jugará con el Maratón de Valencia, si es que se reabren las carreras.

Tomado de www.consudatle.org