El oro de Adrián Mendoza en los Paranacionales llegó hasta el cielo

1216
Adrián Mendoza, oro y nuevo récord paranacional en los 800 metros T13.

Cuando salió a la pista, todo el mundo lo sabía, incluso él. Enfocado, con hombros relajados y una sonrisa que demostraba su seguridad, saludó a la cámara, como si saliera a darse un paseo por el Parque del Café. Despreocupado. Tranquilo en apariencia. Así se presentó Adrián Mendoza a la carrera más importante de su vida, hasta ahora. Dos minutos después, era otro hombre.

El grito le salió de tan adentro y lo liberó salvajemente a través de su boca abierta que el estadio de atletismo de Armenia, en medio de la tercera jornada de las pruebas de para atletismo y con todo su jolgorio, enmudeció una fracción de segundo. Era Adrián Mendoza, atleta con discapacidad visual, criado en el barrio Cuatricentenario de Maracaibo, Venezuela, y que desde hace tres años defiende los colores del departamento del Quindío, el que gritando como si estuviera en la mitad del Valle del Cocora, sin miedo, sacaba al exterior su sentimiento, la satisfacción de haber cumplido con lo planteado para la carrera y de obtener el nuevo récord paranacional en la prueba de 800m T13.

Adrián Mendoza dejó alma y corazón para tocar el cielo

“La estrategia era clara: con mi entrenador, Jorge Beltrán, nos propusimos a pasar la primera vuelta en 54 segundos”, dijo el joven de 19 años, quien participa por primera vez en unos Juegos Paranacionales. También, se tomó el tiempo para reflexionar un poco de la manera como manejó la carrera. “Los primeros 200 metros los corrimos controlados, los 200 restantes a un ritmo que se deje llevar el cuerpo. Y ya en la última vuelta a lo que dé el alma y el cuerpo. Hay un solo resumen para esto, la primera vuelta se da rápido y la segunda, más rápido”, expresó de manera jocosa.

Su semblante es de tranquilidad, la erupción de la victoria quedó en la pista. Ahora, después éxtasis de un triunfo memorable queda agradecer, pensar en esas personas que quisieran estar ahí y no pueden por uno u otro motivo, pero que al recordarlas es como si las estuviera abrazando una a una, porque ellas, sin estar de manera física, lo hacen de espíritu. “Quiero dedicarle esta victoria a mis abuelitos, que están en el cielo. Yo les prometí a ellos que iba a triunfar mucho en el deporte y esta medalla es para ellos. Lastimosamente, se fueron antes de esta competencia, pero siempre los llevo en mi corazón y esta medalla es por ellos”, resaltó.

Adrián Mendoza, oro y nuevo récord paranacional en los 800 metros T13.

Y es que tanto Jesús Falcón como Rosalba Perdomo, sus queridos abuelos, siempre estuvieron con él apoyándolo en cada paso que dio, desde que comenzó a practicar el atletismo, cuando tenía nueve años, como lo ha hecho toda su familia. “Esa incondicionalidad no tiene límite, si me va mal en algo, ellos me apoyan, porque yo a veces llego como muy desmotivado y ellos son los que, con sus palabras y aliento, me logran sacar de esa desmotivación”, señaló Mendoza

Así, con calma y serenidad, afronta su carrera, la de la vida. No se adelanta a nada, va paso a paso, como en los 800 metros. Ahora su mente está puesta en los 400m y los 200m, después se extiende un poco más y se visualiza en unos Juegos Paralímpicos, para ello trabaja de manera dedicada tanto física y mentalmente. Los 800m en los Paranacionales fueron el primer escalón de una carrera que quiere llevar a grandes escenarios por sus abuelos, por su familia y por él. 

Con información de MinDeporte.