Gloria del atletismo nacional es homenajeada en el Día de la Mujer

2014

Los deportistas son definitivamente los mejores embajadores y son la carta de presentación en sus regiones aunque muchos de ellos son olvidados cuando dejan las competencias.

Otros, como el caso de Bertha Sánchez, la mejor fondista colombiana de finales de la década de los 90 y principios de la del 2000, además de una de las más ganadoras de la historia en certámenes internacionales, se mantienen vigentes, por sus obras sociales y su capacidad para guiar nuevos procesos.

Por eso, la Asamblea Departamental del Valle del Cauca le rindió un homenaje en el Día de la Mujer a Bertha Sánchez, fundadora, entrenadora y prácticamente la mamá de cerca de 50 niños que tiene en la fundación que lleva su nombre, y en la que trabaja con un proyecto social y deportivo en el municipio de Sevilla, la ‘Capital Cafetera de Colombia’.

Su trabajo incansable y su sabiduría la hicieron merecedora de este homenaje, en cabeza del presidente de la Asamblea del Valle, Carlos Felipe López, y del representante Yesid Sandoval, dos personas que han hecho sus carreras en el deporte y la dirigencia.

Bertha Sánchez, en compañía de su hijo, y de Roberth Hernández (izquierda) y Yesid Sandoval (centro).

Vale la pena recordar que Bertha Sánchez fue representante por Colombia en el maratón de los Juegos Olímpicos de Beijing, así como medallista panamericana en los 5.000 metros, en Winnipeg 1999, y múltiple campeona y medallista de varios certámenes internacionales.

Hoy en día, trabaja junto a Roberth Hernández, el presidente del club Fundación Bertha Sánchez, en la formación de nuevos talentos y en un programa social que ayuda a la formación académica e integral de los atletas del equipo, entre los que sobresalen nombres como los de Anderson Callejas, medallista de plata en la marcha de los Juegos Nacionales, Alejandra Sánchez y Diego Orozco, fondistas que vienen luciendo en varias carreras nacionales.

Sin duda que estos homenajes reconfortan este trabajo social que adelanta el club, a pesar de que cuenta con poco o nulo apoyo de las autoridades e instituciones del municipio al que tanta gloria y renombre le han dado y le siguen dando.

La fundación realiza, por ejemplo, el Sevilla Trail, en marzo, y la Carrera de 10 km, en octubre, pero no reciben apoyo para su organización. Son los mismos atletas los que se encargan de sacar adelante los eventos para seguir trabajando en pro de los jóvenes fondistas del Valle del Cauca.