Gran debut de Christian Rojas, cuando ‘perder es ganar un poco’

908

En el deporte de alto rendimiento, los atletas tienen que pasar por muchos obstáculos y sobreponerse a caídas. Pero más allá de pensar que son malas noticias, las lesiones, las derrotas, las descalificaciones y hasta las enfermedades hacen parte del proceso de formación.

Christian Rojas es un nuevo talento de la marcha en Colombia, apenas acaba de pasar a la categoría mayores. El próximo 26 de mayo cumplirá 20 años y ya lleva casi 10 dedicados al deporte, en los que ha sido campeón de Juegos Intercolegiados, campeón nacional, representante de Colombia en certámenes internacionales y hasta clasificado a un mundial.

Pero así como satisfacciones, el deporte también le ha enseñado a reponerse a lesiones y caídas, como cuando a un día de viajar al Mundial Sub-20 en Nairoby le notificaron que había salido positivo para Covid y tuvo que ver a sus compañeros desde el hotel.

Christian celebra con su compañero Juan José Soto, al cruzar la meta en el Nacional de Marcha.

«Lo del mundial fue algo que me dio demasiado duro y algo que no entendí porque nunca tuve ningún síntoma y me tocó verlo desde el hotel, pero ya estamos en la categoría mayores y acá es donde se sabe quién es quién», recalca Christian.

De hecho, el fin de semana semana pasado, durante el Campeonato Nacional de Marcha, que se realizó en Tunja, debutó en los 20 kilómetros, distancia destinada para mayores y lo hizo de gran manera, aunque minutos después de terminada la prueba fue notificado de otra mala noticia, tras haber cruzado la meta en el tercer lugar.

Christian disputó hasta el final el podio con César Herrera, pero una sanción lo relegó al cuarto lugar.

Había terminado detrás de sus compañeros de entrenamiento Eíder Arévalo y Juan José Soto, inicialmente con un tiempo de 1:30:52, buen registro teniendo en cuenta la altura de Tunja, ubicada a 2.800 msnm, y por debajo de lo que habían planificado con los entrenadores Marcelino Pastrana y Luis Fernando López. Sin embargo, posteriormente fue notificado de una tercera amonestación, pero como ya estaban en la última vuelta, no le alcanzaron a avisar que debía entrar a pitlane (zona de castigo), y los dos minutos que tenía que permanecer allí se los sumaron a su tiempo de competencia, y finalmente fue clasificado cuarto, con 1:32:52.

Las descalificaciones y las sanciones las han sufrido muchos marchistas y seguramente esta no será la última para él. Incluso, sus compañeros las han tenido que vivir en carne propia en certámenes internacionales. Le pasó a Esteban Soto en un Mundial Menores, cuando había terminado primero y posteriormente fue descalificado. Le pasó también a Eider Arévalo en mundiales, a a su entrenador, Luis Fernando López, en unos Juegos Olímpicos…

Christian Rojas, Eider Arévalo y Juan José Soto, tras la competencia de los 20 km en el Nacional de Marcha.

Por eso, este nuevo tropiezo no empaña el buen proceso que lleva este talento, que hace pate de la nueva generación de marchistas y que seguramente tendrá más alegrías y momentos para celebrar.

«Primero que todo quiero dar gracias a Dios, porque Él sabe todo el proceso que he llevado y por las cosas que he tenido que pasar para llegar hasta aquí. Esto es el resultado de la preparación que hemos venido realizando y vamos por buen camino», considera Christian, que desde ya se convierte en carta colombiana para estar en eventos internacionales, ahora en la categoría mayores.