Un DT campeón olímpico y una medallista mundial entrenaron en Colombia

1035

Actualmente, tres marchistas colombianos están en una concentración en Europa y se preparan para competir, el próximo 25 de marzo en Dudince (Eslovaquia), a donde llegará otro grupo de atletas en busca de la clasificación al mundia y a los Juegos Olímpicos.

Pero si bien las mejores competencias están en Europa, los marchistas europeos también ven a Colombia un excelente país para adelantar la preparación de la pretemporada.

De hecho en el Campeonato Nacional que se disputó recientemente en Chía (Cundinamarca) hubo cinco atletas internacionales, que adelantaban la pretemporada en Bogotá, entre ellos uno de Panamá, una de de Brasil, una de Puerto Rico, y dos europeos, de República Checa y Eslovaquia.

La checa Elinska Martinkova y la puertorriqueña Rachel Deorbeta compitieron en el Nacional de Marcha

La checa era Eliska Martinkova, medallista del mundial juvenil en Nairobi (Kenia), quien llegó con su entrenadora, Katerina Cermakova, además del esloveno Michal Morvay, igualmente acompañado de su entrenador, Matej Spisiak, quien de hecho fue el técnico del campeón olímpico de los 50 km marcha de Rio 2016, Matej Toth, quien sumó en su carrera cinco participaciones en olímpicos.

«Entrenar en altitud es muy bueno y el grupo de (Luis Fernando) López en bueno y grande. Entrenanr en grupo nos ayuda a mejorar», dice Cermakova, quien estuvo con su atleta durante seis semanas en la capital colombiana, antes de regresar a República Checa, para comenzar la temporada europea.

Elinska Martinkova fue medallista mundial juvenil y ya estuvo en el Mundial Mayores de Oregon

«Además, las instalaciones donde entrenamos las tenemos todas cerca y no perdemos tiempo en desplazamiento. Hay piscinas, pista, parque, rutas, gimnasios y eso es ‘chévere'», agrega ya con algunas expresiones propias del idioma español, que entiende y habla siempre y cuando le hablen despacio.

Por su parte, Matej Spisiak, campeón olímpico con Toth, también considera que entrenar con el grupo de marchistas colombianos es una ventaja. «Es un grupo grande y de buen nivel. Con ellos entrenar en altura es bueno», considera el entrenador esloveno, quien igualmente lamenta la incertidumbre mundial de no tener certeza sobre la competencia de los 35 o los 50 km marcha para los Jeugos Olímpicos.

El entrenador de Michal Morvay, Matej Spisiak, fue campeón olímpico en Rio 2016

Y los colombianos también se benefician de tener a estos atletas en Colombia. Se aprende y se entrena en un nivel más alto, así lo considera Luis Fernando López, el seleccionador nacional, quien está en República Checa con Eider Arévalo y Juan José Soto, preparando la competencia que se avecina en Dudince, el 25 de marzo.

«Es un gusto para nosotros tener acá y compartir con un entrenador que fue campeón olímpico, y a una chica que fue medallista de bronce en el mundial juvenil. Que hayan elegido a nuestro equipo y a nuestra ciudad para adelantar su preparación nos halaga mucho. Igual pasa cuando estamos en República Checa y así crecemos juntos», concluye López.