Los datos del récord mundial de Letesenbet Gidey en Media Maratón

873

La atleta etíope Letesenbert Gidey hizo historia el pasado domingo 24 de octubre al romper la barrera de 63 minutos en la Media Maratón de Valencia, España. Gidey registró un marca de 1 hora, 2 minutos y 52 segundos que las tablas de equivalencia de World Athletics comparan a que una mujer corra la maratón en 2:11:17 (el récord está en 2:14:04 o los 1.500m en 3:45.54 (en 3:50.07).

La marca de Letesenbet Gidey es un récord asombroso por el inmenso margen sobre el anterior, nada más y nada menos que una reducción de 70 segundos. En concreto, de 1:04:02 a 1:02:52. Aunque su compatriota Yalemzerf Yehualaw corrió 1:03:43 en Antrim Coast (Irlanda del Norte), el pasado viernes la organización de la prueba reconoció que la prueba tenía 54 metros menos de recorrido, por lo que ese récord se anuló y permaneció vigente el de la keniana Ruth Chepngetich, logrado en abril de este año en Estambul. Yehualaw, en todo caso, se fue de Valencia como la segunda más rápida de la historia con 1:03:51.

Hasta ahora, los márgenes del récord homologado desde 1999 para World Athletics eran de segundos: 19 segundos recortó Lornah Kiplagat en 2007, 35s Mary Keitany en 2011, 38s Florence Kiplagat en 2014…una ganancia que se estrechó muchas veces por segundos, pero nunca por más de un minuto como ahora.

1:06:44 – Elana Meyer (SUD) Tokio 1999
1:05:12 – Florence Kiplagat (KEN) Barcelona 2014
1:05:09 – Florence Kiplagat (KEN) Barcelona 2015
1:05:06 – Peres Jepchirchir (KEN) Ras Al Khaimah 2017
1:04:52 – Joyciline Jepkosgei (KEN) Praga 2017
1:04:51 – Joyciline Jepkosgei (KEN) Valencia 2017
1:04:31 – Ababel Yeshaneh (ETI) Ras Al Khaimah 2020
1:04:02 – Ruth Chepngetich (KEN) Estambul 2021
1:02:52 – Letesenbet Gidey (ETI) Valencia 2021

Letesenbet Gidey, de 23 años, no tenía experiencia en el asfalto. En Valencia era la primera vez que se enfrentaba a una media maratón en competición. Y fuera de la pista y el cross, solo tenía un 10K en 2019 en la India (33:55), un 15K ese mismo año, en Nijmegen (Países Bajos), y otro récord mundial en su debut en la distancia (44:20). Esa mañana de noviembre, Gidey se convirtió en la primera mujer en la historia en correr en menos de 45 minutos tan inusual kilometraje.

Adicionalmente, Gidey ha acumulado en poco más de un año las plusmarcas universales de 5.000 metros (14:06.62), de 10.000 metros (29:01.03) y de 21K, olvidando el de 15K, y las posee al tiempo, algo que no ocurría desde que la leyenda noruega Ingrid Kristiansen acumulara los tres a la vez el 19 de marzo de 1989 (cuando corrió la media maratón en 1:08:31). La nórdica perdió esta misma plusmarca el 18 de mayo de 1991.

La cadencia y el ritmo de carrera de Gidey también se resalta en mayúsculas, pues la bahreiní Kalkidan Kezahegne logró hace unas semanas el de 10K en ruta con 29:38 minutos en Ginebra, mientras que Gidey corrió en 29:29 la misma distancia entre el kilómetro 5 y el kilómetro 15 de Valencia.

Gidey es una niña hija de agricultores de la región fronteriza de Tigray que fue expulsada de la escuela a los 11 años por negarse a correr, o eso cuenta su historia, llevaba cuatro años acumulando derrotas desde que en 2015, en China, se proclamara campeona mundial sub-20 de cross, con 17 años recién cumplidos. En los Juegos Olímpicos de Tokio se tuvo que conformar con el bronce en los 10.000 metros al no encontrar respuesta al cambio de velocidad de Sifan Hassan y Kalkidan Gezahegne, que le sacaron más de 5 segundos.

Tomado de Runners World / España