Ngetich destroza el récord mundial de 10 km y dos mujeres bajan de 29 minutos

1573

Agnes Jebet Ngetich agotó los sinónimos de ‘pulverizar’ al lograr un récord del mundo de 10k en Valencia con un tiempo casi del futuro.

La atleta keniana no solo bajo la anterior marca (29:14) sino que estableció la nueva plusmarca mundial en unos guarismos a los que será difícil acercarse. Agnes Jebet Ngetich paró el cronómetro en el 10K Ibercaja Valencia en 28:46 con una exhibición que hizo dudar si sería capaz de mantener el ritmo -acabó a una media de 2:52 el kilómetro-.

Evidentemente, Ngetich en el paso del km 5 paró el cronómetro en 14:13 (oficial), que iguala el récord del mundo en esa distancia.

Estos ‘marcones’, en un día que no era idóneo en lo climatológico (algo de viento y más calor del habitual en estas fechas) alumbraron un 10K, también en los varones, entre los que se impuso Jacob Kiplimo, con 26:53 -quinta mejor marca de todos los tiempos- que corrió en solitario la segunda mitad de la prueba.

«Estoy impresionada, no lo esperaba», explicaba la atleta keniana tras cruzar la meta. «Jamás pensé que iba a poder bajar de 29 minutos, de hecho pensaba en el 29:14 (el récord del mundo anterior) como objetivo», confesaba.

Para entender la magnitud de la carrera que se vivió en Valencia basta mencionar que la también keniana Emmaculate Achol (28:57), también bajó de 29 minutos y redujo el récord del mundo en 16 segundos. Y solo le valió para ser segunda.

Desde días atrás, en el 10K Ibercaja Valencia todas las miradas estaban puestas en la atleta de Kenia Agnes Jebet Ngetich, principal favorita para batir el récord del mundo de 10K -en poder de Yalemzerf Yehualaw (29:14) en Castellón en 2022- tras de quedarse a tan solo 12 segundos el pasado mes de noviembre en Lille (Francia), donde sí impuso la marca en una carrera solo para mujeres. Jebet ya venía avisando de que estaba en condiciones de asaltar la mejor marca de todos los tiempos tras parar el cronómetro en 29:24 en un 10K de solo mujeres disputado en septiembre en Brasov (Rumanía). Y no solo no le pudo la presión, sino que pareció crecerse ante ella.

La carrera femenina fue una salvajada desde el mismo pistoletazo. Porque la favorita se integró en el grupo de la élite masculina y ahí se mantuvieron hasta casi la mitad de la carrera. A partir de ahí fue una lucha contra el crono de la atleta keniana que no solo no desfalleció sino que fue capaz de acelerar un poco en el tramo final. Tras Ngetich y Achol cruzó la meta Lilian Kasait Rengeruk (29:32).

Récord de Europa y quinta mejor marca masculina de la historia

El principal atractivo internacional en el lado masculino lo acaparaba el ugandés Jacob Kiplimo, actual recordista mundial de medio maratón (57:31, en Lisboa en 2021). Tras superar una lesión el año pasado, su retorno a las competiciones le llevó a ganar el Cross Gold Country de Atapuerca y, en noviembre igualó la mejor marca en 15 km (41:05) en Nimega.

El 10K Ibercaja Valencia cuenta con el récord del mundo aún vigente logrado, en 2020 por Rhonex Kipruto (26:24), y batirlo exigía salir a machete desde la salida. Mohamed Reda se destacó desde la salida, pero la explosión le duró los dos primeros kilómetros. A partir de ahí fue Kiplimo el que puso en fila de a uno el impresionante grupo de élite y solo era su compatriota Kibet el que era capaz de seguirle. Pero fue un espejismo. A falta de tres kilómetros para la meta, el plusmarquista mundial de medio maratón se fue distanciando con una zancada poderosa que le hizo parar el crono al final en 26:47.

En la meta, 20 atletas cruzaron por debajo de 28 minutos, una densidad de marcas bestial, con especial mención al récord de Europa del suizo Dominic Lobalu (27:14) que fue quinto en la clasificación general.