Otro récord mundial de los 400 metros vallas a manos de Sydney McLaughlin

278

La estadounidence Sydney McLaughlin rompió el récord mundial de 400 metros vallas, en el Hayward Field de Eugene, durante los trial de los Estados Unidos, que selecciona a los atletas de su país para los Juegos Olímpicos.

La competencia empezó con naturalidad, la estadounidence atacó la primera valla con la pierna derecha, las tres siguientes con la izquierda, y desde ahí con la derecha hasta el final. Cuando pasó los 200 metros en 24.41 segundos, su victoria ya parecía clara. En la última recta de la vuelta a la pista corrió la última curva en 13.12 y la última recta en 13.13, exactamente igual, mientras las rivales no bajaban de 14 segundos.

Finalmente McLaughlin paró el cronómetro en 50.65 segundos, tres centésimas menos que su marca de hace dos años en el mismo escenario en el Mundial de Eugene, con 50.68, un tiempo que la deja en cabeza frente a otras competidoras.

«Sinceramente no me lo esperaba, estoy en shock», comentó McLaughlin, y su gesto llevándose las manos a la cara no ocultaba la sorpresa.

Recien iniciado julio, la estadounidence Sydney McLaughlin sorprende con un nuevo récord mundial en los 400 metros vallas.

McLaughlin, que apostó por los 400 metros lisos el año pasado, podría conseguir, en realidad, hasta cuatro oros en París si entrara en los dos relevos 4x400m y los 400 metros planos, donde el pasado 9 de junio corrió en Nueva York en 48.75, la carrera más rápida del año, pero sin las grandes ambiciones de otros de sus compañeros de equipo, como Noah Lyles, parece que se conformará con las vallas y quizá solo uno de los dos relevos.

En la final, sacó más de dos segundos a las dos atletas que le acompañarán en los Juegos Olímpicos de París, Anna Cockrell (52.64) y Jasmine Jones (52.77), y eso que ambas corrieron la prueba más rápida de su vida.

McLaughlin batió el récord de Muhammad en los Trials Olímpicos de 2021 con 51.90, rebajó la marca con el oro en los Juegos Olímpicos de Tokio, con 51.46, y al año siguiente volvió a repetir operación: campeonato americano y Mundial, siempre en Hayward Field: 51.41 y 50.68s, un salto supersónico. Y con ella (9), Femke Bol (8) y Muhammad (3), en cinco años, las tres acumulan las 20 mejores marcas de la historia. Y lo que esté por llegar en los Juegos Olímpicos es´pecialmente.