Información comercial

No hay nada que emocione más a un runner que cruzar la meta de una carrera o estrenar ‘pinta’, ya sea para entrenar o para ese reto que tiene entre ceja y ceja.

Y qué mejor que usar la ropa ideal a la hora de hacer ejercicio y más ahora cuando muchas de las jornadas de entrenamientos se hacen indoor. Cuando se hace ejercicio en casa, normalmente se transpira más, por eso es importante utilizar la prendas con una mejor traspirabilidad como la Under Armour Tech 2.0.

Estas camisetas tienen una tecnología que lo mantiene fresco. Su tejido es de secado rápido, ultra suave y además, el material con tecnología antiolores previene el crecimiento de microbios que causan mal olor.

Y en cuanto a las pantalonetas, la Under Armour Strech tienen tecnología que repele el agua, sin sacrificar la transpirabilidad. El material absorbe el sudor y seca muy rápido, lo que le permite estar cómodo durante toda la sesión de entrenamiento.

Y si la usa para las trotadas en exteriores, ahora que se puede salir con ciertas medidas, esta pantaloneta viene con bolsillos abiertos y un bolsillo lateral con cierre seguro.

Y para esas sesiones de trabajo de fuerza y core también puede usar un leggins de lycra especialmente diseñado para hombres, el Rush HG Seamless, elaborado en un tejido con infusión de minerales que toma la energía que libera durante el trabajo y la refleja en los músculos, lo que aumenta el flujo sanguíneo.

Además, su diseño ultra-ajustado da la sensación de segunda piel, con ventilación de malla en las zonas donde más lo necesita. Igualmente, el material absorbe el sudor y seca rápido.

Por último, viene también con cintura elástica encerrada, que la hacen más cómoda y precisa para que usted solo se preocupe por la rutina de ejercicios y no por el ajuste de la ropa que usa.

Todas estas prendas, además de calzado y otros accesorios los puede conseguir en la tienda web, a través de este enlace.

Artículo anteriorLa Media Maratón de Cúcuta se cancela, pero hará prueba virtual
Artículo siguienteMaratón Medellín, otra que se cae para el 2020