Shary Vallecilla se hizo leyenda ante las leyendas, con el oro en los Bolivarianos

6046

El cuarto día de competencias del atletismo en los Juegos Bolivarianos tenía como principales atractivos las pruebas de los 200 metros, tanto en damas como en varones.

En la lista de partida estaban, entre otros, el panameño Alonso Edward, medallista mundial de esa misma prueba; las ecuatorianas Ángela Tenorio, múltiple medallista mundial juvenil de 100 y 200 metros, y Anahí Suárez, campeona olímpica de la juventud y recientemente ganadora del oro en los Juegos Panamericanos de la juventud, además de la venezolana Yoveinny Mota, quien venía de ganar en los 100 metros vallas y se prepara para estar el Mundial de Oregon.

Con ese panorama, las expectativas de medalla para los locales no eran muy alentadoras, aunque los dos representantes colombianos en las finales vienen demostrando que están para grandes cosas y son jóvenes talentos con gran proyección.

Entre los varones, el favorito Edward no tuvo problemas para imponerse, aunque no lo dejó muy contento la marca de 20.41 (vv 0.0) y con la pista en condiciones poco favorables por culpa de la lluvia. El podio lo completaron los dominicanos Erick Sánchez (20.64) y Melbin Marcelino (20.85). Y Carlos Palacios, el representante de Colombia, terminó cuarto, con 20.97.

Y en la carrera de las mujeres, la lucha era aún más complicada en el papel, por el palmarés de las ocho atletas clasificadas a la final, entre las que estaban, además de las estelares, la colombiana Shary Vallecilla, una joven de apenas 20 años que se abre camino en la velocidad y que venía de ser medallista de plata en los Panamericanos de la Juventud, en 2021, detrás de la ecuatoriana Anahí Suárez.

Los Juegos Bolivarianos las volvieron a unir, esta vez en Valledupar, donde los locales han sorprendido con buenos resultados en los días anteriores (tres oros en cada jornada), pero este domingo 3 de agosto las cosas no pintaban tan alentadoras.

Shary celebra al cruzar la meta en l prueba de los 200 metros planos de los Juegos Bolivarianos.

Así llegó la medalla

Pero llegó la hora de la esperada prueba. La pista mojada y aún una leve llovizna se visualizaba en el estadio del Complejo La Gota Fría. Dieron la partida y al entrar en la recta final, el panorama de las medallistas aún no estaba tan claro. A falta de unos 40 metros, se escuchó un fuerte grito, en medio de la algarabía de la gente que colmó las tribunas.

Era el grito de dolor de la ecuatoriana Ángela Tenorio, quien venía por el carril seis y se disponía a rematar en busca del doblete dorado, pues había ganado, el día anterior, en los 100 metros planos. Un músculo isquiotibial le impidió consagrarse como la reina absoluta de la velocidad.

Y en ese mismo instante apareció la colombiana Shary Vallecilla, quien venía por el carril cuatro, para alzarse con la victoria, y dejar atrás, a las otras favoritas. Pero la colombiana no estaba tan convencida de su hazaña y se paró al frente del tablero digital a la espera de los resultados oficiales.

La recompensa al esfuerzo y al trabajo reflejado en la medalla de oro que ganó Shary Valecilla.

Celebró apenas cuando vio que su nombre apareció en el primer renglón, con una marca de 23.30. Detrás de ella aparecieron la venezolana Orangy Jiménez, segunda con 23.45, y la ecuatoriana Anahí Suárez, tercera con 23.48.

“Ángela se tironió y Anahí se desconcentró con el grito de ella, trato de reaccionar, pero no le alcanzó”, explicó Nelson Flórez, el entrenador del equipo ecuatoriano.

Y después vino el podio, en el que la colombiana Shary Vallecilla se subió a lo más alto y en el que no estuvo la ecuatoriana Anahí Suárez, porque salió preocupada a acompañar a su amiga Ángela Tenorio, en su traslado a la clínica donde le harían las primeras valoraciones.

“Las cosas de Dios son perfectas, lo siento mucho por mi compañera Ángela Tenorio, aunque no sé qué le haya pasado, y Anahí también es una buena atleta con la que estuvimos también en los Juegos Panamericanos. Ahora nos queda seguir entrenando para los Juegos Suramericanos y para lo que viene”, dijo la colombiana mientras mostraba las uñas al mejor estilo de Florence Griffith, la recordista mundial de los 100 metros.

Ese oro salvó la tarde para los colombianos, que sumaron un oro y una medalla de plata, para llegar a un acumulado de 7 siete oros, 10 platas y 4 bronces.