La pandemia del Covid-19 no solo hizo que se cancelaran muchas carreras en el mundo, sino que también puso a pensar a los organizadores de varias de las competencias más importantes, a hacerlas solo con atletas élite.

Así lo hizo el Maratón de Tokio, a principios de marzo, cuando se disputó la la única prueba del World Marathon Majors que se ha podido hacer en esta temporada.

Lo propio están pensando los organizadores del Maratón de Londres, que inicialmente estaba planeada para abril, pero por la pandemia se aplazó para el 4 de octubre.

En Londres se contempla una alternativa con distanciamiento social y una más con solo atletas élite, pese a los rumores de que también se podría cancelar, debido a que en el Reino Unido ya se anunció que no se disputará una de las pruebas más emblemáticas, la Great North Run, que estaba planeada para el 13 de septiembre.

«Ese no es nuestro caso. Todas las carreras en ruta tienen desafíos únicos. Y hemos encontrado formas innovadoras de realizar el distanciamiento social», aseguró el director del evento, Hugh Brasher, acerca de la prueba en la que participan 43.000 runners.

Sin embargo, para esta temporada, todo indica que si se hace sería solo para atletas élite. Vale la pena recordar que en octubre también está planeada el Maratón de Chicago y que la de Boston ya se canceló y se hará de manera virtual.

Las otras pruebas del World Maraton Majors son la de Berlín, que inicialmente está suspendida, a la espera de una decisión final, ya que las autoridades no permiten que se haga en septiembre 27, y la de Nueva York, que está agendada para el primero de noviembre.