Fuente CBAT / tomada de Consudatle

Si un atleta tiene motivos para festejar el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio para el 2021 es el brasileño Augusto Dutra da Silva de Oliveira, campeón suramericano y subcampeón panamericano 2019 del salto con garrocha.

El atleta, nacido en Marília (Brasil), el 16 de julio de 1990, fue operado a finales del año pasado, por una lesión en un dedo y tuvo que estar un mes sin entrenar su prueba.

Dutra se había lesionado el dedo al resistir un asalto en el centro de Sao Paulo, cuando quiso evitar que se llevaran su celular. “Fue un acto reflejo, no pensé”, recuerda el atleta brasileño.

Además de perder la temporada indoor, a comienzos del 2020, atrasó toda su preparación rumbo a los Juegos Olímpicos. “No estaría cien por ciento en Tokio. Ahora tengo más tiempo para entrenar y soñar con la final olímpica”, comentó Augusto, quien en 2019 consiguió una marca de 5,80 metros en París. También fue finalista en el Mundial de Doha, en el que terminó en el décimo puesto.

Augusto vive en Bragança Paulista, donde cumple la cuarentena. Consiguió algunos equipamientos como pesas y colchonetas, y recibe la orientación, a través de internet, de su técnico, Henrique Camargo Martins.

“Tenemos que pasar esta pandemia y cuando se levanten las restricciones, volveré a entrenar con la garrocha”, agrega. Su técnico comenta que “Augusto está en una semana introductoria de preparación, de base. Hace todo lo posible, sin movimientos de garrocha. Está cuidando los ejercicios de potencia y resistencia. Nos imaginamos que en setiembre u octubre podríamos volver a competir. Y su preparación fuerte empezará en diciembre”.